Globered
Consigue tu propia pgina web

COMUNIDAD YISRAELITA RESTAURACION FAMILIAR

Una pgina donde encontrars consejos y reflexiones.

0 0 0

El Poder de Vencer el Mal con el Bien

Por: YAMIL DIAZ ROMAN | Publicado: 10/11/2015 16:10 |






Si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber: que haciendo esto, brasas de fuego amontonas sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo; sino vence con el bien el mal. “Rom 12:20-21

¿Alguna vez ha leído estos versos, y se ha preguntado qué significa la frase “brasas de fuego amontonas sobre su cabeza” (o, como dice en otras versiones de la Escritura, “ascuas de fuego amontonas sobre su cabeza”)? En esta breve reflexión le ofrezco mi punto de vista al respecto, y cómo podemos aplicar esa enseñanza a nuestras vidas.
La primera parte de este pasaje es fácil de entender. Yahshúa en varias ocasiones enseñó sobre la importancia de hacer el bien a nuestros enemigos—aquellas personas que se oponen a nosotros o nos hacen mal. Por ejemplo: Mas a ustedes los que oyen, digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a los que los aborrecen; Bendigan a los que los maldicen, y oren por los que los calumnian. “Silos/Lucas 6:27-28.
Y no solo enseñó sobre eso, sino que lo modeló con su propia vida. Su muerte es un perfecto ejemplo de ello.
Como indiqué, la primera parte es fácil de entender. Claro, nunca dije que fuese fácil de poner en práctica. Nuestra naturaleza como seres humanos no es hacer el bien a aquellos que nos hacen mal. A veces nuestro primer impulso es algo similar a esto: Pero, como creyentes, si deseamos vivir una vida en obediencia a YAHWEH ELOHYM y a la EMUNAH/fe que nos dejó YAHSHUA el Mesías, debemos hacerlo. Bendigan a los que los persiguen: bendigan y no maldigan. “Rom 12:14. Si se puede hacer, en cuanto está en ustedes, tengan paz con todos los hombres. “Rom 12:18
Hasta aquí está claro. Pero todavía nos queda explicar la frase “brasas de fuego amontonas sobre su cabeza”. ¿A qué se refiere? ¿Qué tienen que ver las brasas de fuego con el hacer el bien a un enemigo? Como dato adicional, quisiera mencionar que esta frase es una cita de Proverbios: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer pan; Y si tiene sed, dale de beber agua: Porque brasas allegas sobre su cabeza, Y YAHWEH te lo pagará. “Proverbios 25:21-22
De primera instancia, al ver la palabra “fuego”, es posible que la primera idea que venga a la mente es juicio o castigo. Quizá usted piense que esta frase se refiere a que, cuando usted hace el bien a un enemigo, este enemigo recibe un castigo por sus actos.


Yo quisiera compartirle una opinión diferente.
En la antigüedad, las “ascuas de fuego” eran una especia de brasas que se utilizaban para fundir el metal. Por lo general, se colocaba el metal entre dos brasas muy calientes con el fin de derretirlo. Este proceso tenía dos propósitos:
• Convertir el metal en líquido, de manera que se pudiera colocar en un molde para darle la forma deseada.
• Depurar el metal de cualquier impureza que pudiera tener incrustada en él. Al estar en forma líquida, es más fácil remover las impurezas que estuvieran incrustadas en el metal.


Al reflexionar sobre este proceso, y cómo se relaciona a la acción de hacer el bien aunque nos hagan mal, podemos derivar una enseñanza. En primer lugar, cuando hacemos el bien a otra persona que nos hace mal, estamos invitando a la otra persona a reflexionar sobre sus actos. En cierta forma, se inicia un proceso de moldear su carácter que puede culminar en un cambio de actitud. Como parte de este proceso, la persona tiene la oportunidad de limpiar o depurar su carácter de esas actitudes impuras que dañan o corrompen su carácter.
De modo que, cuando hacemos bien a nuestros enemigos, les estamos dando la oportunidad de reflexionar sobre sus actos y arrepentirse. Claro, queda en ellos si desean aprovechar esta oportunidad y permitir que el Creador haga un cambio en sus vidas.
¿Significa esto que nuestros enemigos no enfrentarán consecuencias por sus actos? No, en ninguna manera. La misma Escritura nos dice que YAHWEH se encargará de ello: No se venguen ustedes mismos, amados míos; antes den tiempo a la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice YAHWEH. ”Rom 12:19
Sin embargo, no nos toca a nosotros efectuar un juicio o aplicar un castigo. Nuestro ABBA/Padre es quien se encarga de eso.
También hay que recordar que la RAJAMIN/misericordia de YAHWEH es mucho más grande de lo que podemos entender, y su naturaleza es dar amplia oportunidad para el arrepentimiento antes de aplicar un castigo. La Escritura está llena de ejemplos de eso. Mire con detenimiento la historia del pueblo de Israel, y verá que antes de cada castigo hubo un tiempo de advertencia y arrepentimiento. Por así decirlo, antes del castigo siempre hay un proceso de “ascuas de fuego”; un tiempo en el cual la persona tiene oportunidad de reflexionar, arrepentirse y cambiar de actitud.

En conclusión, cuando tu enemigo te haga mal, procura hacerle el bien siempre y cuando esté en tus manos. Quién sabe si esas “ascuas de fuego” le hacen bien, y se arrepiente. Y si esas brasas calientes no derriten esa mala actitud, déjalo en manos de YAHWEH.

SHALOM AMADOS MIOS.

¿Le ha sido de bendición? Compártalo.

Comenta